Destacados científicos nacionales presentan minuta técnica sobre el yacimiento paleontológico de Algarrobo

Ayer martes 24 de mayo, siete científicos e investigadores chilenos del ámbito de la paleontología, la biología y la geología presentaron un completo informe técnico sobre la riqueza fosilífera de Algarrobo, dirigido al Consejo de Monumentos Nacionales, como una forma de advertir respecto a los riesgos que corre éste ante la posible ejecución de un muelle en el sector de playa San Pedro. Este documento reviste de particular importancia en consideración a la talla de los profesionales firmantes: los investigadores Rodrigo Otero, Mario Suárez y Sergio Soto Acuña, el doctor en biología de la U. de Chile Alexander Vargas, el geólogo y doctor Francisco Hervé, el presidente de la Sociedad Geológica de Chile, el geólogo Álvaro Puig y la Doctora en Bioquímica y Premio Nacional de Ciencias 2006 María Cecilia Hidalgo.

A continuación se comparte el texto íntegro:

Sres. ÁREA DE PATRIMONIO NATURAL
CONSEJO DE MONUMENTOS NACIONALES
Presente

Reciban nuestro cordial saludo. El motivo del presente documento surge de nuestra preocupación por el eventual proyecto de muelle a cargo de la Dirección de Obras Portuarias (DOP) en la localidad de Algarrobo, Región de Valparaíso. Según los antecedentes que nos ha hecho llegar la propia comunidad de vecinos de Algarrobo, el citado proyecto estaría realizando estudios básicos para el diseño y construcción del mencionado muelle, de acuerdo a los Términos de Referencia de la DOP
(Noviembre 2020). El muelle iría en apoyo de la caleta de pescadores de Algarrobo.

Sin ánimo de cuestionar las necesidades locales de los pescadores y comunidad, deseamos entregar a este Consejo y a la comunidad los antecedentes detallados respecto al yacimiento paleontológico existente en la Playa San Pedro y Playa Los Tubos, adyacentes a la caleta de pescadores de Algarrobo. Los sondajes realizados durante la semana recién pasada han sido en efecto, practicados sobre la unidad Estratos de la Quebrada Municipalidad, de edad Maastrichtiano inferior. El Ord. CMN 2067 del 07/05/21 ha oficiado a la DOP con el fin de regular dicha intervención mediante la asistencia técnica de un paleontólogo, orientada a revisar la presencia de restos fósiles en los sondajes.

Considerando lo anterior, deseamos presentar con urgencia estos antecedentes relativos al yacimiento paleontológico, esperando que sean considerados tanto para el desarrollo del muelle, así como para futuros proyectos que se conciban en dicho borde costero, apuntando a un desarrollo lo más sustentable posible, evitando perjudicar nuestra herencia natural y el carácter científico-cultural de los elementos presentes en la costa de Algarrobo.

Parte de la información acá incluida se encuentra en proceso de estudio, y por esa razón no ha sido del dominio público hasta ahora. Dada la contingencia, hemos decidido incluirla en el presente reporte, sin perjuicio que serán próximamente desarrolladas en diferentes publicaciones científicas, asociadas al permiso de prospección paleontológica otorgado por el CMN en Ord. N°3793 del 16.10.14, para el proyecto titulado ” Estudio de los réptiles marinos de la Formación Quiriquina y
unidades equivalentes de Chile central”.

1) UBICACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DEL YACIMIENTO

El yacimiento paleontológico de Algarrobo comprende 2 unidades geológicas. La más antigua, denominada “Estratos de la Quebrada Municipalidad” (Gana et al., 1996) se dispone inmediatamente al oeste de la actual caleta de pescadores, frente a la desembocadura de la Quebrada homónima (también conocida como Quebrada Las Tinajas). Hacia el oeste, incluyendo
gran parte de la playa Los Tubos, se encuentra la unidad “Estratos de Algarrobo” (Gana et al., 1996), de edad Eoceno medio-superior (Fig. 1). Durante décadas anteriores, la cobertura de arena de la playa mantenía parte de los estratos permanentemente cubiertos. Actualmente, la pérdida de arena permite observar, casi en forma continua, los afloramientos que conforman todo el borde de la bahía. Esto se ha observado mediante imágenes satelitales de World TopoMap con fecha Abril de 2020 (Fig. 2).

Figura 1: Unidades fosilíferas del borde costero de Algarrobo, en playas Los Tubos y San Pedro. Se indican los levantamientos estratigráficos de la unidad Estratos de Algarrobo (a la izquierda) y de los Estratos de la Quebrada Municipalidad (a la derecha). Modificado de Tavera (1980). Fotografía Google Earth, Diciembre de 2006.
Figura 2: Esquema indicando la distribución actualmente visible de las unidades fosilíferas. La unidad del Cretácico Superior se indica en verde, mientras que la unidad eocena aparece en naranja. Imagen tomada de World TopoMap, abril 2020.

Como límites, los afloramientos principales de ambas unidades fosilíferas se insertan (al menos) en el siguiente polígono (kmz adjunto):

1: 33°21’54.41″S; 71°40’48.91″O
2: 33°21’42.78″S; 71°40’43.77″O
3: 33°21’41.62″S; 71°40’34.33″O
4: 33°21’47.89″S; 71°40’22.33″O

Adicionalmente, existirían afloramientos hacia el interior, especialmente en la Quebrada Municipalidad, según dan cuenta Philippi (1887) y Tavera (1980).

2) HALLAZGOS PALEONTOLÓGICOS EN EL YACIMIENTO DE ALGARROBO

La unidad Estratos de la Quebrada Municipalidad cuenta con los siguientes hallazgos paleontológicos (véase Apéndice para listado en extenso):

Invertebrados:
-Philippi (1887): 31 taxa referidos como provenientes del Cretácico Superior.
-Brüggen (1915): 8 taxa cretácicos; 22 taxa del “Terciario”.
-Levi y Aguirre (1962): 1 taxón en el Campaniano superior.
-Tavera (1980): 15 taxa en el Senoniano (=Cretácico Superior); 51 taxa en el Eoceno.
-Pérez D’Angelo y Reyes (1980): 1 taxón del Campaniano superior.

Vertebrados:
-Philippi (1887): 2 taxa del Cretácico Superior.
-Brüggen (1915): 2 taxa del Cretácico Superior.
-Tavera (1980): 2 taxa en el Senoniano.
-Suárez et al. (2003): 14 taxa del Campaniano-Maastrichtiano
-Suárez y Marquardt (2003): 1 taxón del Eoceno.
-Brito y Suárez (2003): 1 taxón del Maastrichtiano inferior.
-Suárez y Cappetta (2004): 2 taxa del Maastrichtiano inferior.
-Otero et al. (2012): 4 taxa del Maastrichtiano inferior.
-Otero y Soto-Acuña (2012): 3 taxa del Maastrichtiano inferior.
-Soto Acuña y Otero (2017): 1 taxón del Maastrichtiano inferior.
-Otero (2018): 1 taxón del Maastrichtiano inferior.
-Otero y Suárez (en rev.): 4 taxa del Maastrichtiano inferior.

Cabe señalar que a la fecha no existe una revisión actualizada de los invertebrados del Eoceno de Algarrobo, investigación necesaria para una correlación más fina con unidades del Eoceno de las regiones del Maule y Biobío. Del mismo modo, los restos de reptiles marinos determinados hasta ahora solo son informativos a nivel de familia, no existiendo a la fecha una determinación a nivel ni de género ni de especie. Lo anteriormente indicado señala la necesidad de futuras investigaciones
en ambas unidades geológicas de Algarrobo.

3) RELEVANCIA ÚNICA DEL YACIMIENTO PALEONTOLÓGICO DE ALGARROBO

En particular, para el caso de la unidad Estratos de la Quebrada Municipalidad, su edad maastrichtiana inferior (aproximadamente 70 millones de años de antigüedad), su ambiente de formación marino costero, y su ubicación geográfica le confieren una relevancia sin equivalente en todo el Pacífico. Rocas de similar ambiente y edad sólo se conocen en Antártica y Nueva Zelanda (Pirrie et al., 1997; Crame et al., 2004; Wilson et al., 2005).

De esta manera, las unidades de Algarrobo son la única fuente de información paleontológica en todo el margen del Pacífico, en cuanto a la fauna marina del Maastrichtiano inferior, siendo la localidad más septentrional dentro de toda la Provincia Biogeográfica Weddelliana (que incluye al cono sur de Sudamérica, Nueva Zelanda, Antártica y parte de Australia). No existe otra unidad geológica que proporcione información paleontológica en la misma latitud y durante el mismo lapso de tiempo.

A lo anterior, se suman aspectos singulares en la unidad Estratos de la Quebrada Municipalidad. Al respecto, la preservación de restos óseos, y en particular de piezas dentales, es extraordinariamente buena, conservándose incluso algunas estructuras muy delicadas (Fig. 3) como cúspides laterales de tamaños milimétricos, y con esmaltoide en excelente estado.

Figura 3: Dientes de condrictios recuperados en la localidad de Algarrobo, y actualmente depositados en el
Museo Nacional de Historia Natural (material en estudio). Ancho diente mayor = 1 cm.

Adicionalmente, las rocas presentes en esta localidad han sido destacadas como Geositio por la Sociedad Geológica de Chile (ver https://geositios.cl y documento adjunto) denominándolas como “Rocas Bajas de Algarrobo”. Esta consideración pone de manifiesto el valor científico-cultural de esta área, además de su singularidad desde el punto de vista geológico, al ser un lugar de características únicas a nivel nacional.

4) DETERIORO HISTÓRICO DEL YACIMIENTO PALEONTOLÓGICO DE ALGARROBO

Desde su primera mención en el contexto de su contenido fósil, Philippi (1887; p. 10 y 11) indica textual: “se retira allí un poco de la playa, i deja conocer al sur de la población la formación cretácea superior en un plano, que tendría unos cuatro o cinco quilómetros de largo i apenas unos cuarenta pasos de ancho, que constituye la playa”. Lo anterior sugiere que a fines del siglo XIX, la exposición de rocas sedimentarias fosilíferas en Algarrobo era mucho mayor que actualmente. Durante la década de 1930 existen registros fotográficos (Fig. 4) que dan cuenta de afloramientos con una extensión mayor a la actualmente visible.

Figura 4: Vista de la Playa Las Cadenas hacia el oeste. Se destaca en óvalo blanco la extensión de los
afloramientos fosilíferos, notoriamente más expuestos que en la actualidad. Tomado de Benavides (2006).

Tavera (1980; p. 4 y 5) fue tajante en señalar “la desaparición gradual de los afloramientos, que son críticos desde el punto de vista geológico, por la actividad edilicia y otras obras de carácter público”. Actualmente, el yacimiento se encuentra sometido a fuerte erosión intermareal a causa de la pérdida de la cobertura a consecuencia de extracciones de arena. Adicionalmente, la proliferación de algas pardas está ocasionando daños a los fósiles expuestos en superficie.

5) COMENTARIOS ANTE UNA EVENTUAL AFECTACIÓN AL YACIMIENTO PALEONTOLÓGICO DE ALGARROBO

Ya expuesta su relevancia paleontológica y geológica, y considerando el deterioro sostenido en el tiempo que ha sufrido el yacimiento, es de nuestra alta preocupación la realización de eventuales faenas y proyectos que puedan acelerar el daño, o definitivamente alterar de forma irrecuperable a las unidades fosilíferas de Algarrobo.

Respecto a su relevancia, consideramos que, para este caso puntual, no existen medidas de mitigación ni de compensación, que puedan suplir una afectación negativa al yacimiento. Dada la breve extensión de los afloramientos, no es posible proponer una sección representativa que sea mantenida libre de intervención.

A lo anterior se suma que la investigación del yacimiento aún necesita mayor desarrollo tanto en sus correlaciones de edad como en sus correlaciones con otras unidades de Chile central. Del mismo modo, los estudios paleontológicos, en especial de vertebrados, se encuentran en una etapa inicial, sin realizarse aún excavaciones en el yacimiento, mientras que la totalidad del material hasta ahora recuperado proviene de recolecciones superficiales.

Finalmente, deseamos informar que se encuentran en desarrollo diferentes publicaciones científicas sobre fauna de vertebrados de Algarrobo, derivadas de los resultados del proyecto titulado “Estudio de los réptiles marinos de la Formación Quiriquina y unidades equivalentes de Chile central”, el que contó con permiso de prospección paleontológica otorgado por el CMN en
Ord. N°3793 del 16.10.14. Al respecto, es nuestra intención presentar próximamente estos antecedentes así como el resumen de resultados, con el propósito de renovar dicho permiso para continuar con las investigaciones en esta localidad. En este sentido, es crítica la afectación que pueda sufrir el yacimiento, puesto que podría reducir directamente el alcance de futuras
investigaciones.

6) CONCLUSIONES Y RECOMENDACIÓN

Las unidades geológicas denominadas como Estratos de la Quebrada Municipalidad (Maastrichtiano inferior) y Estratos de Algarrobo (Eoceno medio-superior) representan una riquísima fuente de restos fósiles, concentrados en un breve afloramiento solo existente en la costa de Algarrobo. Ambas unidades constituyen la única fuente de información paleontológica sobre el ambiente marino de fines del Cretácico y el Eoceno, disponibles a baja latitud (33°21’S). En particular, los restos fósiles provenientes de los Estratos de Quebrada Municipalidad, son únicos en calidad de preservación y en diversidad biológica, y además, solo comparables en edad con material de Antártica y Nueva Zelanda. En conjunto, estas localidades son las únicas disponibles en todo el Pacífico sur, cubriendo un lapso geocronológico con escasa información paleontológica, lo que permite reconstruir el pasado de la fauna marina austral durante el Maastrichtiano inferior. Su valor científico-cultural es altísimo e irreemplazable en caso de daño o, derechamente, de pérdida de alguno de estos yacimientos.

Considerando todos los antecedentes acá entregados, consideramos que estas unidades geológicas deben tener prioridad en cuanto a su preservación. La eventual construcción de un muelle en la localidad de Algarrobo debiese tener en cuenta estos elementos, apuntando a un desarrollo sustentable y respetuoso de la herencia natural propia y a la vez irreemplazable que existe en las playas Los Tubos y San Pedro.

Esperamos que estos antecedentes sean considerados para el eventual proyecto de muelle, así como a futuros proyectos en la zona. Nuestra recomendación final es reestudiar un emplazamiento diferente, evitando daños irreparables o pérdida definitiva de estas importantes unidades geológicas fosilíferas y de la historia natural en ellas contenida.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *