Cipreses de Isla Negra: Informe independiente relativiza urgencia en eliminarlos y propone plan de gestión

Se trata de una de las localidades con identidad más rica no solo de la provincia sino de todo Chile, visitada año a año por miles de turistas de todo el mundo. Cada rincón de Isla Negra se podría decir que guarda un encanto y una particularidad distintiva. Por eso la suerte de la veintena de añosos cipreses que se yerguen en la entrada de su Avenida Central, a escasa distancia de la primera vivienda que tuvo Nicanor Parra en el litoral, es un asunto que genera gran interés y preocupación. Preocupación considerando que el municipio quisqueño ha reactivado hace algunas semanas un polémico proyecto que contempla la eliminación de buena parte de este verdadero patrimonio vivo de la comuna, el cual se respalda en informes técnicos, elaborados, uno, por la Unidad de Medio Ambiente municipal y, otro, por un profesional independiente.


Sin embargo, a inicios de esta semana se dio a conocer un nuevo informe, encargado por la Corporación de Artistas Pro Ecología, el que, contradiciendo las conclusiones de los anteriores, entrega una luz de esperanza sobre el futuro de los ejemplares que hoy se pretende hacer desaparecer. Lo relevante es que este aporte técnico lo hace una voz con sólidas competencias en la materia, Santiago Del Pozo, ingeniero forestal de la U. de Chile, ex-director de CONAF, con dilatada experiencia en la formulación de políticas forestales y ambientales y, muy particularmente, una importante labor en el desarrollo de normativas relativas a la gestión de manejo del arbolado urbano.

El experto forestal Santiago Del Pozo (derecha), junto al presidente de la Corporación Artistas Pro Ecología, Guillermo Zabala, en inspección de los cipreses.


En líneas generales, Del Pozo cuestiona la “fragilidad” y el inminente riesgo de desplome de gran parte de los árboles, tal como se señala en los anteriores informes y, en cambio, propone una evaluación ejemplar por ejemplar basada en “criterios científicos”, como también medidas concretas, como la aplicación de podas que propicien la recuperación del centro de gravedad de los árboles más inclinados y técnicas de restauración de raíces para los ejemplares más afectados por la pavimentación hecha en 2012.

Este importante insumo fue entregado formalmente al municipio de El Quisco, de manera de que éste reconsidere seguir adelante con un plan de acción a todas luces precipitado y que estaría poniendo innecesariamente en riesgo un punto de evidente valor patrimonial.

Informe a cargo de Santiago Del Pozo


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *