Abril 21, 2021

Vecinos de Isla Negra denuncian desproporcionadas medidas por parte del municipio de El Quisco

Tal como la vida de millones de chilenos, desde marzo de este año la de Monja y Rodrigo, vecinos de Isla Negra y artífices de la Nave Imaginaria, experimentó un trastorno más o menos profundo. Pero pese a que gran parte de las comunas de nuestro litoral quedaron al margen de medidas más restrictivas, como el absurdo confinamiento aplicado en las grandes ciudades, el municipio de El Quisco ha adoptado una muy peculiar manera de reaccionar ante el fenómeno socio-sanitario del COVID. O de, en simple, hacerle menos grata la vida a los vecinos. Despachó, por ejemplo, una ordenanza municipal declarando obligatorio del uso de mascarilla en espacios públicos abiertos, varios meses antes de que el mismo Ministerio de Salud lo hiciera en julio pasado, excediéndose claramente en sus atribuciones.

Esta sobrerreación (que un sector no menor de la población local vio con buenos ojos, especialmente durante los primeros meses de la pandemia) les ha reportado a esta pareja de isleños, en lo concreto, una serie de malos ratos. Algunos simplemente inaceptables, como cuando Rodrigo fue interceptado por inspectores municipales por andar en bicicleta sin mascarilla. Una soleada mañana de primavera, paseo en compañía de sus dos pequeños hijos por un sector de Punta Tralca prácticamente sin transeúntes. Aun así, los funcionarios, imbuidos en un celo irracional, lo multaron, citándolo al Juzgado de Policía Local.

O como el tener ambos que escuchar varias veces al día -en ocasiones más de quince- una majadera advertencia: “el uso de mascarilla es obligatorio, su no-uso será sancionado con altas multas, no te relajes.” No les queda otra más que escucharlo, su casa queda a pocos metros del parlante instalado en un poste en la vía pública desde donde se emite. Monja lo lamenta especialmente por sus hijos. ¿Por qué tienen ellos que verse obligados a escuchar de la mañana a la noche un mensaje así? ¿Qué tipo de repercusión les puede significar estando en plena edad formativa?

Hace pocos días, ella dirigió una reveladora carta al municipio. En esta informa su decisión de no participar este verano en la tradicional feria de artesanos, como lo venía haciendo en los últimos años. Las razones las expone en forma elocuente: “Los protocolos de seguridad lo hacen humanamente insostenible para mí. No puedo y no quiero usar una mascarilla 10 horas y media (respecto al horario de la feria) en un lugar al aire libre y más encima en la costa. Me provoca físicamente piel irritada, dolor de cabeza, ahogo, mareos y sangramiento nasal. Obligarnos a obedecer normas incoherentes bajo amenaza de multas me provoca impotencia, frustración.”

Suma y sigue: para el municipio de El Quisco Cantalao se convirtió en un “peligro”

3 thoughts on “Vecinos de Isla Negra denuncian desproporcionadas medidas por parte del municipio de El Quisco

  1. Terrible lo del parlante. No lo podría resistir quince minutos. Indignante. Además que te fiscalicen por caminar en un lugar solitario sin máscaras me suena a persecución. Fuerza para ellos. Una pesadilla

  2. Eso de las redes tiene su lado bueno. Se agradece el espacio para transparentar esta mentira. Habra quienes a punta de garabatos exigirá el uso del bozal. Ladrarán para que se obedezca. Medidas irracionales estupidas Absurdas humanamente hablando…
    Cómo se reiran los animales ??canta la canción…
    Gracias Pablo Inspiras valor. Izaré pronto las velas, un simbolo de esperanza.
    EL BOZAL AUTO INTOXICA
    LA ELITE LOS QUIERE ENFERMOS
    DEPENDIENTES OBEDIENTES

  3. Con relación a la foto de cantalao con cinta de peligro, ésta fue puesta debido a los vehículos que ingresan a ese lugar, dañando la vegetación y por ende la acumulación de basura .

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *